Este fin de semana ha tenido lugar la inauguración de Eremua, el nuevo centro de trail y BTT situado en el Valle de Esteribar (Navarra).

Se trata de un proyecto novedoso en nuestra comunidad pero con amplia trayectoria en otros lugares a ambos lados del Pirineo.

Viernes 28: Presentación oficial de Eremua

Presentación oficial:

El viernes 29, a las 18.30, se convocaba la primera cita: una presentación oficial del proyecto Eremua en el Hotel Rural Quinto Real, con la presencia de representantes de las entidades públicas que colaboran (Instituto Navarro de Deporte y Juventud y Ayuntamiento de Esteribar), de Cederna Garalur (grupo de apoyo a proyectos en búsqueda de financiación) y de la Federación Navarra de Montaña, además de la gerencia del propio Eremua, que recae en Jorge Vaquero, de pirineos.bike.

Todos ellos explicaron en qué consiste y cómo se ha ido gestando la idea de Eremua, desde que era solo una idea hasta lo que ha tomado forma a día de hoy, resaltando la importancia del trabajo particular de los propios aficionados al trail y a la bicicleta de montaña, los dos grandes protagonistas.

Charla coloquio:

Posteriormente, se dio paso a una charla coloquio en la que varios representantes de las diferentes modalidades de las que se va a poder disfrutar y otras personas involucradas en Eremua y otros proyectos. Entre ellos:

Hablaron largo y tendido del futuro de este tipo de centros y de la necesidad de identificar la marca “Pirineo” como un destino turistico como entidad propia reconocible.

Quizá eché de menos una explicación más detallada de cuáles van a ser las características de las rutas y ciertos datos en forma de cifras, como nº de circuitos, kilómetros ciclables totales, etc. pero confío en que en breve este tipo de información irá completándose en la web y en las diferentes campañas de información que se vayan lanzando, así como en el punto de acogida que está instalándose en el polideportivo de Zubiri.

El futuro de Eremua

Además, quedaron sobre la mesa diferentes propuestas que pueden dar un impulso todavía mayor, como incluir circuitos de orientación permanentes, la posibilidad de celebrar eventos competitivos en Eremua y la de incluir diferentes trazados que permitan el acceso también a un público con menos experiencia o que buscan otro tipo de características (familias, bikers menos técnicos, etc.) y también la necesidad de sentarse a dialogar con otros colectivos que hacen uso del monte y pueden verse afectados, como cazadores, ganaderos y aficionados a la micología.

Sábado 29: Quedada inaugural

A la maña siguiente, estábamos convocados a las 9.30 para, divididos en grupos en función de las pretensiones de cada uno, recorrer algunas de las rutas que están siendo balizadas en los hayedos de Quinto Real.

Sabiendo que no es mi terreno ni mucho menos, decidí ir con el grupo que teóricamente iba a hacer los recorridos menos complicados (que aún así resultaron difíciles, sobre todo en algunos tramos, para alguien que viene de la carretera como yo).

Es cierto que el entorno es espectacular y por tanto permite disfrutar de una manera increíble, aunque tengas que bajar con la bici en la mano en varios tramos. Al final, una ruta de aproximadamente 20Km con más de 800m de desnivel que, si tenemos en cuenta que bajamos casi tanto como subimos, deja un perfil exigente para mi nivel actual. Eso sí, poder subir hasta la cima de Burdindogi siempre le permite a uno reconciliarse con el mundo aunque durante la subida hayas jurado que no vuelves. A continuación puedes ver el recorrido que quedó:

Relive ‘Ciclismo por la mañana’

Por suerte, al igual que el viernes por la noche, el amigo Fernando nos tenía peparado un lunch con el que recuperar fuerzas al finalizar.

Resumen y valoración personal:

En resumen, un gran fin de semana con un proyecto realmente bonito y al que le auguro un gran futuro, ya que la zona lleva tiempo siendo uno de los destinos preferidos por los bikers de la zona y con un poco de promoción los foráneos no tardarán en apreciarlo.

Además, el proyecto queda en muy buenas manos y no me cabe duda de que sabrán darle el cariño y la atención necesaria, sabiendo adaptar las características del centro Eremua a las necesidades y exigencias del público.

En cuanto a mí, definitivamente tengo que ponerme un poco más en serio y coger constancia con la bicicleta, ya que todavía no estoy para grandes gestas ni ritmos fuertes. Por otro lado, la excursión de ayer no hace sino reafirmarme en que el enduro no es mi espacio, ni lo va a ser en un futuro. Disfruto mucho más con rutas de estilo travesía que con recorridos exigentes a nivel técnicamente y tan sumamente revirados.

Eso sí, ir acompañado de alguien que entiende un poco de esta disciplina sirve para que, con cuatro detalles, uno pueda bajar con cierta confianza por algunos sitios.

En definitiva, tan solo desear mucha suerte a Eremua y animar a cualquier afinionado al trail o a la bicicleta de montaña a que se acerque a Esteribar a disfrutar de su deporte.

The following two tabs change content below.
Ingeniero técnico de profesión, pero cicloturista de corazón. Superviviente de linfoma y transplantado de médula. Convencido de que la vida es jodida pero hermosa y por eso tenemos la obligación de disfrutarla de la mejor manera posible. Para mí, la bici, la fotografía y las tecnologías son una buena herramienta para hacerlo.

Latest posts by BiciCiclo (see all)